La Fiscalía Anticorrupción sostiene que Ignacio González mantiene ocultas “ganancias ilícitas”

14951080610834

La Fiscalía Anticorrupción sostiene que la trama corrupta liderada por el ex presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, mantiene “ganancias ilícitas” ocultas. El Ministerio Público ha presentado un nuevo escrito al que ha tenido acceso EL MUNDO en el que se opone al levantamiento del secreto de las actuaciones bajo el argumento de que hay líneas de investigación “muy sensibles” en marcha que pueden verse perjudicadas por la decisión del juez.

Anticorrupción rastrea en estos momentos el patrimonio de González, que sospecha que se encuentra escondido en diversas partes del mundo.

La flota de ‘Lezo’, para la Guardia Civil

El pasado martes, la Guardia Civil se incautó de los coches del ex presidente madrileño, su hermano Pablo y su esposa, Lourdes Cavero, en el marco de la operación Lezo y fue autorizada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco para su utilización y mantenimiento, informa Europa Press.

En un auto del titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 se enumeran todos los vehículos intervenidos por el Instituto Armado en el marco de la operación destapada a mediados del pasado mes de abril.

A Ignacio González se le ha incautado un Smart Fortwo Coupe, mientras que a su mujer se le ha intervenido un BMW 330D. Por su parte, a Pablo González se le han incautado tres vehículos: un Audi A1 Sportback, un BMW 120D y un BMW 320D.

La Guardia Civil ha intervenido a Edmundo Rodríguez Sobrino, el hombre de Ignacio González en el Canal de Isabel II para Sudamérica, un Smart Fortwo Coupe y a su empresa, Rodríguez Sobrino Abogados Asociados, otros tres coches: un Mini Cooper, un BMW 320D y un Audi Q5.

El Instituto Armado también se ha incautado de un Ford Mondeo propiedad del que fuera consejero delegado de la agencia de informática de la Comunidad de Madrid José Martínez Nicolás, así como un Mazda CX5 de Patricia Ana Rodríguez Revuelta, también imputada en la operación Lezo y que el juez Velasco ha llamado a declarar para el próximo mes de septiembre.

Asimismo, la Guardia Civil tiene en su poder otros nueve vehículos pertenecientes a diversas empresas, según consta en el auto del magistrado: Asesoría 25 S.L., Zubenelgenubi S.L., Swat S.L., Strat Map S.L. y Servicios Aeronáuticos Control y Navegación S.L.

En su auto, el juez Velasco autoriza a la Benemérita a utilizar todos estos coches, dada la “escasa renovación que de los vehículos del parque se ha producido en los últimos años” y el “preocupante” estado en el que se encuentran los ahora disponibles, entre otras cosas por su “excesiva antigüedad”, por lo que hay una “cobertura incompleta de las necesidades operativas”.

“Las limitaciones presupuestarias en inversiones hace que se renueve la flota con una periodicidad muy superior a la recomendada por la Dirección General de Tráfico fijada en cinco años, lo que produce un exceso de kilómetros de los vehículos de la flota, así como una merma de la fiabilidad, incremento de la siniestralidad y seguridad de los mismos”, señala el auto.

Además, el magistrado remarca que utilizar vehículos intervenidos en las operaciones “permite el seguimiento de objetivos que se mueven para sus acciones delictivas, pudiendo por ello luchar contra las nuevas formas de delincuencia”.

Por todo ello, Velasco autoriza a la Guardia Civil a utilizar provisionalmente los vehículos incautados en la operación Lezo y le insta a realizar en los mismos el mantenimiento recomendado para su correcto funcionamiento.